(+55) 2299  6212 

Soporte

    Mi experiencia llevando el área de compras de Vegan Label

    Posted by : Melisa Trevilla / On : Oct 31, 2022

    Mi experiencia llevando el área de compras de Vegan Label
    Antes de trabajar en Vegan Label llevaba 5 años siendo vegetariana porque me costaba terminar mi relación tóxica con los quesos y el pan dulce jaja. Cada vez que había una reunión familiar o con amistades no me salía decir no, porque pensaba que la gente lo podía tomar como un gesto descortés, también por la dinámica laboral que tenía en antiguos trabajos me tocaba viajar mucho y pues antes en el norte del país las opciones sin carne eran sí o sí quesos y papas fritas.
    Cuando me uní al equipo de trabajo de Vegan Label pensé que la chamba estaría tranquila, pero estaba equivocada, porque no me imaginaba que la cantidad de pedidos que se reciben por internet era tanta y que era solo una parte de toda la operación diaria. Cuando menos me di cuenta ya estaba llena de pendientes, entre responder correos, atender llamadas, atender a los clientes que llegaban a la tienda, solicitar pedidos a los proveedores, recibir productos, contarlos y almacenarlos, reportar los dañados, ir a dejar pedidos, a recoger productos 🥵... pero al final nada grave porque hace la dinámica diaria muy activa y el día se va volando entre una que otra carcajada con lxs compañerxs.
    El área de compras es toda una aventura porque es muy versátil, todo el tiempo hay un pendiente que hacer, siempre me mantiene ocupada y al tanto de ver qué es lo nuevo que lxs clientes buscan, qué nuevos productos salieron al mercado o qué productos nos ofrecen para sumarlos y eso me gusta un buen y me cansa al mismo tiempo, porque es un descubrimiento para mí también y me abre un mundo de opciones de productos libres de crueldad animal.
    Pero bueno, ya siendo bien sincera lo que más, más me gusta es que muchas veces puedo ser el conejillo de indias para probar productos nuevos. 🤤 Y como no todo puede ser miel sobre hojuelas, como en cualquier trabajo existen adversidades y claro que hay varias que están en mi top 5 de frustraciones: una podría ser sin problema lidiar con el seguimiento de los productos mal entregados, dañados, caducados o mal etiquetados, porque se puede generar una lista larga de pendientes de un solo proveedor y toca darles seguimiento personalizado y dos, trabajar con algunos productos que no lleven conservadores y que por lo mismo el tiempo de vida es corto, entonces toca estar al pendiente de que se vendan lo más frescos posibles, es toda una misión.
    En pocas palabras puedo decir que la chamba es mucha y no para, pero gracias a Vegan Label me di cuenta de que existe un mercado extenso de alternativas lácteas, panecitos ricos y un sin fin de productos veganos que ofrecer a todo mundo y ese en un super win.
    Larga vida a Vegan Label 😄

    Dejar un comentario

    translation missing: es.general.search.loading